¿Tu cliente pagará? 9 grandes indicadores


Cómo saber si un cliente es fiable, nos va a realizar el conveniente pago en su cantidad y tiempo aporta tranquilidad siendo freelancer autónomo o empresario. Ello nos indica un grado de comunicación transparente, satisfactorio y eficaz durante el intercambio de servicios y retribuciones. En la relación de un proveedor de servicios y cliente existen …

Cómo saber si un cliente es fiable, nos va a realizar el conveniente pago en su cantidad y tiempo aporta tranquilidad siendo freelancer autónomo o empresario. Ello nos indica un grado de comunicación transparente, satisfactorio y eficaz durante el intercambio de servicios y retribuciones.

En la relación de un proveedor de servicios y cliente existen varias fases hasta llegar a la ejecución del pago por servicios. En concreto, en este artículo quiero hacer referencia a aquellos servicios cuyos pagos mínimos superan los cincuenta euros.

Tras atraer al cliente potencial a nuestro negocio es el momento de comenzar la sesión de ventas en la que proveedor y cliente se reunen para conocer las necesidades del cliente.

Señales en la sesión de ventas proveedor-cliente

Durante esta sesión de ventas son percibidas muchas características del cliente que podemos denotar a la hora de saber si es un cliente serio que efectuará el pago de nuestros pagos de una manera fiel y valorará el precio de los mismo. De esta manera decidir el rumbo de nuestra conversación para llevar esta por buen camino y llegar a puerto próspero.

Los puntos comunicativos que destacamos como interesantes en nuestro cliente son varios:

(1) Velocidad de la palabras.

Observa los instantes cuando mantenéis temáticas de conversación en torno al precio a pagar por los servicios entregados.

(2) Preguntas repetitivas.

El hecho de que el cliente repita de manera alterada preguntas del tipo ¿cuánto me va a costar este servicio del que estamos hablando?, es un indicador claro de miedo por parte de este que destaca la baja evaluación del servicio que requiere por parte del proveedor.

(3) Voz con tonos más graves.

Un timbre de voz más elevado de lo normal durante la conversación e irritabilidad precoz pese a una conversación educada es también un hecho a destacar.

(4) Obvia temas dinerarios.

Cuando pospone hablar de la temática del pago postergándola tras sesiones de dudas repetidas. O no menciona en ningún momento cuestiones relacionadas con la forma de pago o la metodología de trabajo del proveedor de servicios.

(5) Palabras no positivas.

Encontrar al cliente mencionando hechos sucedidos no positivos o malentendidos acerca de su anterior proveedor de servicios no es un factor determinante respecto al pago, pero si puede llevarnos a la alerta.

(6) Actitud apresurada.

Aparenta necesidad de marcharse precipitadamente aunque la conversación pueda estar desarrollándose en ese momento.

(7) Huida a respuestas.

En el intercambio de ideas deja pocos espacios para que el proveedor de servicios exponga sus intenciones.

(8) Alteración gestual.

Lenguaje no verbal caracterizado por un gesticulamiento brusco no armónico.

(9) Difusa implicación.

Falta de motivación o titubeo en sus palabras al expresar sus requerimientos o necesidades en pos de hacer de manera firme.

 

¿Has notado que alguno de tus cliente actuales o pasados ha actuado o se ha comunicado como en alguno de los puntos anteriores? Puedes dejar tu experiencia debajo de este artículo en los comentarios para contarnos como lo resolviste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *